Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Use Mayús+Entrar para abrir el menú (nueva ventana).
  
  
  
  
  
  
cuerpo
  
http://www.rree.gob.pe/Imagen/2016/da1.jpgPalabras del Ministro de Relaciones Exteriores, Embajador Ricardo Luna, con ocasión del 71° Aniversario de la organización de las Naciones UnidasLima, 24 de octubre de 2016
Señora Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en el Perú, Señoras y señores Embajadores,
Señoras y señores:
La organización de las Naciones Unidas surge hace 71 años como una respuesta de la comunidad internacional ante las devastadoras consecuencias de una guerra que tuvo como saldo millones de muertos, refugiados y desplazados. Las Naciones Unidas abrieron un nuevo capítulo en la historia de la humanidad para evitar el flagelo de la guerra, creando un mecanismo de seguridad colectiva y dando paso a una diplomacia multilateral capaz de conciliar los intereses individuales en una sola voluntad, reafirmar los derechos fundamentales de las personas y contribuir a crear condiciones de justicia y prosperidad para las generaciones futuras, sobre la base del valor intrínseco de la dignidad humana.

Con el correr de los años, la agenda de la organización se ha visto cada vez más diversificada. El contexto marcado por un proceso de globalización constante y de cambios acelerados, nos sitúa hoy en un escenario en el cual el fin primordial recogido en su carta fundacional; es decir, mantener la paz y seguridad internacional, se interrelaciona con elementos que van más allá de la sola ausencia de la guerra, y donde las relaciones entre los distintos actores internacionales son cada vez más ricas y, a la vez, complejas.

Tal como ha señalado el Secretario General designado de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, quien viene de desempeñar una impecable labor al frente de la oficina de las Naciones Unidas para los refugiados, el gran desafío de la organización sigue siendo la ausencia de paz o, dicho en otras palabras, la persistencia e intensificación de conflictos. Además dichos conflictos, de variados orígenes, están aunados, en la mayoría de casos, a carencias e inequidades sociales, diferentes formas de discriminación y violaciones a los derechos humanos.

Los nuevos problemas globales requieren acciones coordinadas y soluciones multilaterales. Ya superadas las distorsiones impuestas por la competencia ideológica de la Guerra Fría, el espíritu que ha guiado a las Naciones Unidas, desde su creación, le permite precisar las prioridades a seguir, con un sentido más práctico, para encarar las demandas que plantea el actual escenario internacional. Se requiere que la ONU refuerce su liderazgo, legitimidad y capacidad, rescatando para sí un papel central en una coyuntura errática e imprevisible.

Con el fin de contribuir a superar los desafíos globales y concentrarse, sobre todo, en la erradicación de la pobreza, la asamblea general adoptó la agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Constituye un ambicioso plan de acción de políticas para transformar al mundo en los próximos 14 años, poniendo en marcha un proceso global de desarrollo sostenible que satisfaga las necesidades del presente, sin poner en peligro el desarrollo de las generaciones futuras. Eso solo será posible lograr con el concurso de los actores estatales, los organismos internacionales, las autoridades locales, el sector privado, la sociedad civil y toda la población en su conjunto.

El Perú se encuentra firmemente comprometido con la implementación de la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, los cuales están alineados con las prioridades nacionales de desarrollo. Ya hemos anunciado que presentaremos, en julio próximo, el primer informe voluntario de su cumplimiento ante el foro político de alto nivel del consejo económico y social.

En el esfuerzo para alcanzar el desarrollo sostenible, el Perú cuenta con el invalorable apoyo de las Naciones Unidas, a través de sus diferentes agencias, fondos y programas, residentes y no residentes. La cooperación con las Naciones Unidas contribuye al fortalecimiento de las capacidades nacionales y al logro de los Objetivos de Desarrollo, con especial atención a los grupos poblacionales en situación de vulnerabilidad. También despliega sus acciones en los campos de educación de calidad y cultura, fomentando la creación de sociedades de aprendizaje equitativas, abiertas y participativas.

En vista del papel clave de las Naciones Unidas en el desarrollo del país, fue natural que la primera gira internacional del presidente Kuczynski incluyese asistir a la Asamblea General de la ONU. Gracias a la amplia trayectoria del actual mandatario peruano, tanto en diversas actividades profesionales como en múltiples países del mundo, su visita a Nueva York proyectó con inusitado relieve la imagen del Perú. La intensa agenda presidencial desbordó los márgenes de acción usuales de la política exterior peruana.

Señoras y señores,

Dos rasgos básicos definen la acción externa del Gobierno peruano: de un lado, impulsamos una gestión proactiva orientada a trascender el marco tradicional de la diplomacia nacional. Y, de manera paralela, el peso específico del presidente Kuczynski en las esferas internacionales potencia la gestión externa del país.

La combinación de ambos elementos ha permitido concretar resultados que exceden los alcances previsibles por las condiciones geopolíticas y económicas del país. Ello nos provee la oportunidad de redefinir la proyección internacional del Perú y lograr posicionamientos expectantes en los ámbitos vecinal, regional y global. Sobre la base de ese diseño conceptual se han llevado a cabo las principales acciones externas cumplidas durante los primeros casi 100 días del Gobierno, las mismas que procedo a exponer de manera sucinta.  

En el ámbito vecinal continuaremos profundizando la integración, poniendo énfasis en la viabilidad práctica de los proyectos y mecanismos de cooperación. Hemos celebrado el décimo Gabinete Binacional con Ecuador y estamos ad portas de llevar a cabo el segundo con Bolivia. También tenemos previsto celebrar próximamente el tercer Gabinete Binacional con Colombia.

Mediante dichos eficaces mecanismos bilaterales de concertación y coordinación política al más alto nivel, al nivel de Jefes de Estado, estamos  priorizando el desarrollo fronterizo, la integración energética, la interconexión física, tanto vial como ferroviaria, y la seguridad, así como el aprovechamiento sostenible de los recursos hídricos de nuestra región.

Además, estamos inmersos en el relanzamiento  de la relación con Chile, de manera gradual y pragmática. Para tal efecto ya se han llevado a cabo encuentros de alto nivel y reuniones de trabajo en Lima y Santiago. Los pasos siguientes pasos serán la visita a Lima del Canciller chileno y, más adelante, la visita a Chile del presidente Kuczynski a fines de noviembre próximo.

En el ámbito regional estamos afianzado el papel de la alianza del pacífico, el mecanismo de integración profunda más activo y exitoso de América Latina. Asimismo, estamos asumiendo liderazgo en las gestiones dirigidas a la defensa de la democracia y los derechos humanos en la región, en especial en cuanto a la concertación de alternativas ante la crisis venezolana. A este respecto, la Cancillería peruana está realizando consultas intensas con los países de la región en vísperas de la Cumbre Iberoamericana de Cartagena, con el objeto de tomas medidas, dentro y fuera de la OEA, con relación a esta grave situación. 

En el ámbito global, el Presidente Kuczynski definió ante la Asamblea General de la ONU el proyecto nacional gubernamental, se reunió con las principales autoridades de la organización, y se integró al panel de Naciones Unidas sobre el agua, un tema prioritario en el plan de Gobierno del Perú. Esa visita presidencial a Nueva York también le permitió retomar diálogo directo con las principales instancias políticas y económicas de Estados Unidos.

Quiero resaltar que al escoger como primer destino oficial la visita de Estado a China, el Perú reactivó, consciente y significativamente, y de modo cualitativo, el diálogo político con esa potencia global clave e indispensable para la construcción de un nuevo orden internacional de menor conflicto y mayor cooperación. Asimismo, dicho diálogo facilitó la concertación para modernizar e innovar la voluminosa y diversa inversión china en el Perú.

La profundización del diálogo político chino-peruano continuará con la Visita de Estado del mandatario chino en noviembre próximo, tras la celebración en Lima de la Cumbre de Líderes de APEC. Dicha Cumbre reunirá a los líderes políticos y empresariales de las 21 Economías de la región más dinámica del mundo, la región Asia-Pacífico, que incluye a potencias globales como Estados Unidos, China, Rusia y Japón, y así como a tres Economías latinoamericanas: Chile, México y Perú. La Cumbre APEC nos brinda la oportunidad de abordar con pragmatismo las perspectivas económicas del Asia-Pacífico y su influencia decisiva en la economía global. 

En suma, manteniendo el ritmo y la intensidad que se ha impreso a la acción externa del país, así como  precisando nuevos objetivos bilaterales y multilaterales, continuaremos consolidando una proyección internacional que sea conducente para la tarea de fortalecer la gobernabilidad interna del país, y así asegurar la futura membresía del Perú en la OCDE, una mayor presencia regional y global, y un renovado papel internacional.

Señoras y señores: en este nuevo aniversario de las Naciones Unidas, a la que estoy vinculada desde mi niñez, el Perú reafirma su compromiso con la organización y continuará apoyando todo esfuerzo para que sea un mecanismo eficaz para garantizar la paz y seguridad internacionales. Como expresión concreta de dicho compromiso, el Perú ha presentado su candidatura para ocupar un puesto no permanente en el Consejo de Seguridad para el periodo 2018-2019.

Estamos convencidos que las Naciones Unidas continuarán trabajando con dedicación y esfuerzo por el desarrollo económico y social de nuestros pueblos, para la promoción y protección de los derechos humanos y por la paz y seguridad internacionales.

Muchas gracias.
  
http://www.rree.gob.pe/Imagen/2016/da2.jpgMensaje del Señor Ministro de Relaciones Exteriores, Embajador Ricardo Luna Mendoza, con ocasión del Día de los Peruanos que residen en el ExteriorLima, 18 de octubre de 2016
Queridos compatriotas:
En ocasión de celebrarse el “Día de los Peruanos que residen en el Exterior”, deseo hacerles llegar, a cada uno de ustedes y a sus familiares, un cordial y afectuoso saludo en nombre del Gobierno del Perú y, especialmente, del Ministerio de Relaciones Exteriores.

En esta fecha el Estado peruano reconoce a los compatriotas que dejaron físicamente la patria para construir, con esfuerzo y sacrificio, un proyecto de vida con nuevas oportunidades y desafíos. Para ello es encomiable la capacidad que ustedes han tenido para insertarse en una nueva sociedad, donde su creatividad y trabajo han generado notables aportes. Y lejos de que tal proceso debilite el vínculo con nuestro país, éste retroalimenta la identidad nacional, así como la peruanidad y la imagen del Perú en el exterior.

El gobierno del Presidente Kuczynski otorga una particular importancia a las comunidades peruanas en el exterior. En ese sentido, la Cancillería renueva su compromiso de continuar modernizando los servicios consulares para convertirlos en procesos más expeditivos y de mayor calidad.  

Asimismo, la permanente orientación y apoyo a las colectividades peruanas en el exterior, mediante acciones y programas dirigidos al fortalecimiento de los mecanismos de protección y asistencia, forman parte esencial de nuestra labor consular. A ello se agrega el fomento de la identidad nacional y la promoción de los valores nacionales, donde contribuyen con indiscutible acierto las diversas organizaciones y asociaciones de peruanos en el exterior.  

Un objetivo de este gobierno es promover la aprobación de normas y la suscripción de acuerdos de seguridad social y de cooperación que salvaguarden los derechos de nuestros connacionales en su condición de migrantes. En tal sentido, próximamente se aprobará un dispositivo legal que perfeccione los alcances de la Ley de Retorno; se continúa negociando acuerdos sobre seguridad social y se está concluyendo la elaboración de una política migratoria nacional que ofrezca un adecuado soporte a nuestra comunidad en el exterior, entre otras tareas.

En el “Día de los Peruanos que residen en el Exterior”, al igual que en años anteriores, el Estado peruano, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, reconocerá a 10 compatriotas que han destacado por sus acciones de carácter social a favor de nuestros connacionales o por aquéllas orientadas al fortalecimiento de las colectividades peruanas en el exterior.

Al hacer público su reconocimiento a este grupo de connacionales, el Gobierno del Perú desea felicitar a todos los compatriotas cuyo trabajo y solidaridad en el exterior se han convertido en un motivo de satisfacción para el país.

Les hago llegar mis afectuosos votos por el bienestar de todos ustedes y de sus familiares.

RICARDO LUNA MENDOZA
Ministro de Relaciones Exteriores del Perú
  
http://www.rree.gob.pe/Imagen/2017/ppkmensajexterior1.jpgMensaje del señor Presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, a la comunidad peruana en el exterior por Fiestas Patrias 2017Lima, 27 de julio de 2017
Estimados connacionales:
 
Es grato dirigirme a todos los compatriotas residentes en el exterior con ocasión de la celebración del 196° aniversario de nuestra independencia. En esta fecha tan importante, sentimos con mayor fuerza todo aquello que nos hace ser peruanos y nos permite reflexionar sobre nuestro pasado, presente y futuro.
 
No es fácil vivir lejos de la Patria, de nuestras familias y de nuestras raíces. La distancia hace necesario tener coraje y tesón para afrontar los desafíos que se presentan en la búsqueda de nuevas oportunidades. Así también supone un reto para la transmisión y aceptación de nuestra rica cultura por parte de las nuevas generaciones nacidas en el exterior.
 
A pesar de ello, el arraigo hacia lo nuestro se manifiesta fuerte e imperturbable. Evidencia de ello fue la respuesta de esa Comunidad Peruana para hacer frente a los terribles momentos que sufrió el país a causa del fenómeno natural de “El Niño Costero”. Las grandes muestras de solidaridad que movieron a miles de peruanos desde el extranjero, son una clara señal de una de las mayores fortalezas que tiene el Perú: su gente. Y es que cuando nos unimos hacemos patria y somos ¡UNA SOLA FUERZA!
 
Consciente de ello, y a través de la búsqueda de un país moderno, justo y una revolución social, mi gobierno busca simplificar trámites y mejorar la atención a los ciudadanos peruanos que residen más allá de nuestras fronteras. En general, nuestro propósito es acercar al Estado a ustedes, representantes del Perú, que día a día contribuyen con el desarrollo de nuestro país y la difusión de nuestro acervo cultural en el extranjero.
 
Al conmemorarse un aniversario más de nuestra independencia, hago llegar a cada uno de ustedes y sus familias, mi más sincero agradecimiento por la ayuda recibida con ocasión del mencionado fenómeno natural y el reconocimiento por sus extraordinarios esfuerzos para llevar siempre muy en alto su peruanidad.
 
¡Felices Fiestas!
 
¡Qué viva el Perú!
 
 

 

PEDRO PABLO KUCZYNSKI
Presidente Constitucional de la República del Perú

 

 

 

  
http://www.rree.gob.pe/Imagen/viceministrodiadeldiplomaticodosmildicecisiete.jpgPalabras del Viceministro de Relaciones Exteriores, Embajador Néstor Popolizio, con ocasión del 196 aniversario de la creación del Ministerio de Relaciones Exteriores y el Día del DiplomáticoDiscurso de Autoridades 0013 - 17Lima, 3 de agosto de 2017

Señor Ministro de Relaciones Exteriores, Embajador Ricardo Luna Mendoza

Señor Secretario General de Relaciones Exteriores
Señores ex Cancilleres de la República, ex Viceministros, ex Secretarios Generales,
Señores Directores Generales,
Estimados colegas diplomáticos, administrativos, personal contratado, y de servicios,
Señoras y señores,
 
 
Deseo transmitir una efusiva felicitación a los funcionarios diplomáticos, administrativos, personal contratado y de servicios por el día del Ministerio de Relaciones Exteriores, y renovarles mi agradecimiento por su valiosa contribución diaria a la gestión y ejecución de la política exterior.
 
Quisiera, también, agradecer el elogioso mensaje de saludo del señor Presidente de la República por el 196 Aniversario de la Cancillería y por el Día del diplomático, que nos motiva a continuar desempeñando nuestras funciones con  profesionalismo, competencia y vocación de servicio.
 
Este aniversario es una buena oportunidad para recordar y resaltar el significado histórico de la Cancillería, como una de las primeras instituciones republicanas, y el papel que ha desempeñado la diplomacia peruana a lo largo de casi dos siglos en la conformación de nuestra identidad, así como en la defensa y promoción de los intereses nacionales.
 
Hace poco más de dos décadas, se planteaba la relativización de la diplomacia como el ejercicio profesional de la política exterior de los Estados. Hoy en día, en un contexto internacional cambiante, convulsionado e incierto, la revaloración de la diplomacia no sólo ha significado el fin de las voces que proclamaban su desaparición, sino que se ha constituido en un concepto en expansión, transversal y multifacético. Esto presenta un reto no solo para la formación y capacitación de calidad de los alumnos de la Academia Diplomática, sino también para todos los integrantes del Servicio Diplomático, que estamos llamados a dar nuestro mejor esfuerzo, siempre buscando la excelencia, con una visión moderna y con la clara orientación de contribuir al desarrollo sostenible y cada vez más inclusivo de nuestro país.
 
Hoy, la opinión pública constata los importantes logros alcanzados en la ejecución de la política exterior peruana durante este primer año de gestión del Gobierno, aspecto que fortalece al Servicio Diplomático y al Ministerio de Relaciones Exteriores. No me corresponde hacer un balance de la gestión realizada, bajo el destacado liderazgo del Canciller Ricardo Luna. Pero si deseo resaltar que esta positiva impronta de nuestra política exterior, tanto en las relaciones vecinales como en los ámbitos regional y global, va de la mano con el desempeño de nuestra  institución, que queremos más moderna, sólida y competente, para actuar eficazmente ante los nuevos desafíos que presenta el turbulento escenario internacional.
 
Modernizar la Cancillería también significa robustecerla. Las exigencias que demanda la actualización de su organización, estructura y funcionamiento, con el uso intensivo de la tecnología y una óptima y transparente gerencia de los recursos públicos, son precisamente las condiciones que permiten su fortalecimiento institucional.
 
Nos encontramos comprometidos en que el proceso de modernización que hemos emprendido,  nos permita avizorar el Bicentenario de la República con una Cancillería eficiente que esté al servicio del ciudadano y más comprometida con el desarrollo nacional.
Del mismo modo, continuaremos fortaleciendo y ampliando la presencia de nuestro país en el exterior.  Este año, hemos abierto Embajadas en Noruega, Irlanda y Azerbaiyán, y tenemos previsto abrir próximamente consulados de carrera en Medellín, Colombia, y Cuenca, Ecuador. Procuraremos continuar en los próximos años con una política de apertura de misiones diplomáticas, de ampliación de nuestra red de oficinas consulares y mejorar la infraestructura consular, que responda a intereses concretos de nuestra política exterior y a las necesidades de nuestros connacionales en el mundo.
 
En el marco de este esfuerzo de modernización, desde agosto del año pasado, también hemos promovido una política de actualización y optimización del reglamento de la Ley del Servicio Diplomático de la República, orientada a asegurar la evaluación permanente de los funcionarios, facilitar la aplicación de requisitos para las promociones y traslados, y el ejercicio de labores en las Oficinas Descentralizadas del Ministerio.
 
Adicionalmente, en el campo de las políticas públicas, debo resaltar que recientemente se aprobó la Política Nacional Migratoria, cuya rectoría corresponde al Ministerio de Relaciones Exteriores, responsabilidad que hemos asumido con seriedad y con el deseo de ubicar al Perú como un país líder en la región en favor de una migración internacional segura y ordenada.
 
Por otro lado, quisiera mencionar que bajo la óptica de modernización institucional se inserta también el importante rol del personal administrativo y de servicios que labora en la Cancillería y en el exterior. En este primer año de gestión hemos trabajado estrechamente con el Sindicato de Trabajadores del Ministerio de Relaciones Exteriores y hemos firmado dos acuerdos con el propósito de mejorar las condiciones laborales del personal administrativo y de servicios. En este contexto, quisiera destacar los dos procesos de ascensos que tuvieron lugar en setiembre de 2016 y en febrero del presente año. De igual manera, se tiene previsto llevar a cabo un nuevo proceso de promociones en setiembre próximo.
 
Igualmente, considero indispensable reiterar en esta ocasión que el fortalecimiento institucional también incluye la dimensión ética. Los valores que nos inculcaron nuestros mayores, maestros y jefes en nuestra carrera diplomática y administrativa, sustentan y consolidan la unidad de la institución y orientan nuestro quehacer profesional como servidores públicos.
 
En ese sentido, quisiera reafirmar lo que señalé en esta fecha hace siete años: Siempre he pensado que nuestra fortaleza radica en la combinación de capacidad profesional, valores compartidos y la aplicación estricta y transparente de la ley. Valores como el compromiso institucional, la vocación de servicio al país, el sentido del deber, la solidaridad y la lealtad son fundamentales para el desempeño de nuestras funciones y el ejercicio de nuestra profesión.
Esto implica la voluntad de trabajar en equipo y coordinar de manera más eficiente entre todas las áreas, con una definida actitud de fidelidad a la institución a la cual pertenecemos.  Exhorto a las nuevas generaciones a que guíen su accionar profesional con sentido de pertenencia, integridad, solidaridad y mística institucional.
 
Deseo reiterar que ésta es una gestión de puertas abiertas, con amplia disposición para el diálogo franco y el trabajo en equipo. Estoy seguro que con el concurso generoso de cada uno de ustedes, seremos capaces de responder al reto del fortalecimiento institucional, a nuestro principal deber de promover y defender los altos intereses nacionales y alcanzar los mayores éxitos en la ejecución de la política exterior de nuestro país.
 
Nuevamente, deseo extender mi caluroso y cordial saludo a toda la querida familia de Torre Tagle en este aniversario, que es la fiesta de todos y cada uno de nosotros.

 

Muchas gracias.

 

 
 

 

  
http://www.rree.gob.pe/Imagen/cancillerdiadeldiplomaticodosmildiecisiete.jpgPalabras del Ministro de Relaciones Exteriores, Embajador Ricardo Luna, con ocasión del 196 aniversario de la creación del Ministerio de Relaciones Exteriores y el Día del DiplomáticoDiscurso de Autoridades 0014 - 17Lima, 3 de agosto de 2017

SEÑOR VICEMINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES,
SEÑOR SECRETARIO GENERAL DE RELACIONES EXTERIORES,
SEÑORES EXCANCILLERES Y EXVICEMINISTROS,
SEÑORAS Y SEÑORES EMBAJADORES,
COLEGAS, AMIGAS Y AMIGOS:
 
 
QUIERO FELICITAR A TODOS LOS MIEMBROS DEL MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES. SALUDO A LOS FUNCIONARIOS DIPLOMÁTICOS Y ADMINISTRATIVOS QUE TRABAJAN EN LIMA, EN DIFERENTES CIUDADES DEL PERÚ Y EN EL EXTERIOR.
 
SALUDO TAMBIEN A MIS CONTEMPORÁNEOS YA EN SITUACIÓN DE RETIRO, ASÍ COMO A LOS ALUMNOS DE LA ACADEMIA DIPLOMÁTICA QUE ESTÁN POR INICIAR SUS CARRERAS PROFESIONALES.
 
ESTA CONMEMORACIÓN RENUEVA NUESTRO COMPROMISO CON LA NACIÓN. PERTENECEMOS A UNA INSTITUCIÓN PRIMIGENIA DE LA REPÚBLICA. LA HISTORIA DE LA CANCILLERÍA ESTÁ ENTRELAZADA A LA VIDA REPUBLICANA Y ESTÁ IDENTIFICADA CON LA DEFENSA Y PROMOCIÓN DE LOS INTERESES DEL PERÚ.
 
NO DEJA DE SER UN PRIVILEGIO Y UN DESAFÍO QUE NUESTRA PRINCIPAL RESPONSABILIDAD INSTITUCIONAL SEA DEFENDER A LA NACIÓN.          
 
 
LA APLICACIÓN DE TACTO E INTELIGENCIA A LOS PROBLEMAS NO ES SIEMPRE UNA CONSIGNA PARA PRIVILEGIAR LA PRUDENCIA SOBRE EL RIESGO CALCULADO. ESTO ÚLTIMO ES UN IMPERATIVO ÉTICO DE LA CONDUCTA EN LAS RELACIONES INTERNACIONALES.
 
EN ESTA OCASIÓN, LA CONMEMORACIÓN DE LA CREACIÓN DEL MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES COINCIDE CON LA CULMINACIÓN DEL PRIMER AÑO DEL GOBIERNO DEL PRESIDENTE PEDRO PABLO KUCZYNSKI, LO QUE NOS PERMITE HACER UN BREVE BALANCE DE LA LABOR EFECTUADA POR LA CANCILLERÍA.
 
CONTAMOS CON UNA POLÍTICA EXTERIOR DE ESTADO QUE ENRIQUECE LA GOBERNABILIDAD DEMOCRÁTICA DEL PAÍS, Y CONTRIBUYE AL DESARROLLO INCLUSIVO DE LA SOCIEDAD PERUANA EN SU CONJUNTO. EL OBJETIVO DEL GOBIERNO ES ORIENTARLA, CON MAYOR EFICACIA, HACIA LA CONSECUCIÓN DE LOGROS TANGIBLES EN BENEFICIO DE LA CIUDADANÍA.
 
EL LINEAMIENTO BÁSICO ES IDENTIFICAR LAS MEJORES OPORTUNIDADES QUE NOS OFRECEN EL ENTORNO VECINAL INMEDIATO Y LOS ESCENARIOS REGIONALES Y GLOBALES, TANTO EN LOS PLANOS BILATERALES COMO MULTILATERALES.
 
LA TAREA DE LA CANCILLERÍA HA SIDO Y PERSISTE SIENDO ACCEDER A LAS VENTAJAS Y EVADIR LOS RIESGOS QUE NOS PLANTEA EL ESCENARIO INTERNACIONAL, SIEMPRE INCIERTO Y CAMBIANTE.
 
EL RETO DE LA GESTIÓN EXTERNA CONSISTE EN LOGRARLO ACTUANDO ANTE INTERLOCUTORES CUYAS CAPACIDADES Y OBJETIVOS ESCAPAN A NUESTRO CONTROL DIRECTO.
 
ME CONSTA QUE COMO INSTITUCIÓN NO HEMOS DEFRAUDADO LAS EXPECTATIVAS DE LA CIUDADANÍA. LA OPINIÓN PÚBLICA RECONOCE QUE EL PERÚ HA ROBUSTECIDO SU POSICIÓN INTERNACIONAL.
 
ESPERO HABER CONTRIBUIDO AL REFORZAMIENTO DE NUESTRA CAPACIDAD DE INICIATIVA EXTERNA. SIN EMBARGO, ESE ES UN LOGRO COLECTIVO QUE HA DEMANDADO EL APOYO PROFESIONAL DE CADA UNO DE USTEDES.
 
AGRADEZCO CON SINCERA EMOCIÓN LA DEDICACIÓN QUE OFRECEN CON GENEROSIDAD, Y LAS MUESTRAS DE SOLIDARIDAD QUE RECIBO CONSTANTEMENTE DE USTEDES, MIS AMIGAS Y AMIGOS.
 

MUCHAS GRACIAS.

 
 
 
 
 

 

 

 

  
http://www.rree.gob.pe/Imagen/presidentekuczynskieneldiadeldiplomatico.jpgSaludo del Presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, con ocasión del 196 aniversario de la creación del Ministerio de Relaciones Exteriores y el Día del DiplomáticoDiscurso de Autoridades 0015 - 17Lima, 4 de agosto de 2017

Apreciados miembros del Servicio Diplomático de la República, funcionarios y trabajadores del Ministerio de Relaciones Exteriores:

En ocasión del 196 aniversario de la creación del Ministerio de Relaciones Exteriores y de la celebración del Día del Diplomático, es para mí motivo de particular satisfacción hacer llegar mi más cordial saludo de felicitación a todos los funcionarios, trabajadores y demás miembros de esta honorable institución.

A lo largo de su historia, Torre Tagle ha sabido demostrar estar a la altura de los grandes desafíos que entraña la defensa y promoción internacional de los intereses del país, así como de los principios y valores de la democracia que son el sustento fundamental de la República.
 
La Cancillería ha demostrado su patriotismo y profesionalismo en el manejo de la compleja realidad de las relaciones internacionales. Así, ha logrado espacios de diálogo e integración que son necesarios para garantizarnos paz y seguridad, fortaleciendo nuestras capacidades hacia el pleno desarrollo.
 
La función que ejerce nuestra diplomacia se hace cada día más trascendente en un mundo en plena transformación, en el cual se profundizan las relaciones de interdependencia y se generan situaciones de incertidumbre que son a la vez oportunidad y riesgo.
 
Por ello, en el último año se han redefinido los enfoques destinados a robustecer la posición internacional del Perú, desde lo vecinal y regional hasta lo global. Este esfuerzo ha tenido como resultado importantes logros. En el plano regional destaca la consolidación de la Alianza del Pacífico y el fortalecimiento y expansión de los gabinetes binacionales con Bolivia, Colombia y Ecuador, habiéndose realizado el primero con Chile. En el plano global, la reciente elección de nuestro país como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la realización de la Cumbre APEC 2016 e importantes visitas de Estado.
 
Sirva esta ocasión para reiterar el reconocimiento del país hacia una de sus más profesionales instituciones. Igualmente, para exhortar a cada uno de sus miembros, en servicio en Lima, el interior del país o en misiones en el exterior, que preserven con su trabajo y ejemplo el legado de una historia de la que pueden sentirse legítimamente orgullosos.

 

  
http://www.rree.gob.pe/Imagen/embajadormezacuadraenlaonudosmildiecisiete.jpgIntervención del Embajador Gustavo Meza-Cuadra, Representante Permanente de la República del Perú, en el debate general del 72° periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas Discursos de Autoridades 0016 - 17Lima, 25 de septiembre de 2017

Señor Presidente:
 
Es un honor dirigirme a esta Asamblea General, y felicitarlo por su designación, y expresarle nuestra disposición a contribuir con el éxito de su gestión.
 
Deseo resaltar, en primer término, el compromiso del Perú con la Carta de las Naciones Unidas; con la paz y seguridad internacionales, el desarrollo sostenible y los derechos humanos; así como con el logro de la paz sostenible. Para ello necesitamos fortalecer el multilateralismo, el diálogo y la cooperación.
 
Para el Perú, la Organización de las Naciones Unidas es fundamental para construir un futuro pacífico y sostenible, enfrentando desafíos globales como el cambio climático, el terrorismo o la gran corrupción, y fortaleciendo la gobernanza internacional con miras a alcanzar una globalización más humana, abierta e inclusiva.
 
El Perú se prepara para ser miembro no permanente del Consejo de Seguridad durante el bienio 2018-2019. Nuestra vocación de paz y respeto por el derecho internacional, la eficiencia de la seguridad colectiva y el apego a la solución pacífica de controversias, serán los principios rectores de nuestra acción.
 
Somos un país en desarrollo que ha sufrido el terrorismo, y un firme defensor de los derechos humanos, y promotor de la democracia y el estado de derecho. Brindaremos especial atención a consolidar la paz sostenible y a la prevención de conflictos y crisis humanitarias.
 
La proliferación de armas de destrucción masiva y su posible acceso a ellas por parte de grupos terroristas son amenazas reales. Por ello hemos firmado el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares y esperamos que todos los Estados poseedores de dichas armas se adhieran a este instrumento.
 
Condenamos los ensayos nucleares y lanzamientos de misiles balísticos de la República Popular Democrática de Corea, que constituyen hoy la mayor amenaza a la seguridad y la paz internacionales. Desde el Consejo de Seguridad apoyaremos los esfuerzos por retomar el diálogo de seis partes con miras a desnuclearizar la península coreana.
 
Señor Presidente:
 
El Perú reafirma su compromiso con el Acuerdo de París y su implementación. Nuestro país es particularmente vulnerable a los efectos adversos del cambio climático. Se manifiesta en el calentamiento del océano, el retroceso de los glaciares y su impacto en la disponibilidad de recursos hídricos, la pérdida de biodiversidad, y otros fenómenos extremos.
 
El cambio climático es una amenaza real que no conoce fronteras. En lo que va del año, el Perú sufrió las lluvias e inundaciones del llamado “Niño Costero”. El Caribe y los Estados Unidos una serie de devastadores huracanes. Por ello apoyamos la iniciativa del Presidente Emanuel Macron de Francia, para establecer un Pacto Global para el Medio Ambiente.
El Perú está asimismo comprometido con el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En ese sentido presentamos nuestra primera Revisión Nacional Voluntaria en el mes de julio, dando cuenta de nuestros avances por implementar la Agenda 2030 en línea con las prioridades, circunstancias y necesidades nacionales.
 
El Perú promueve, desde un enfoque de derechos, una revolución social orientada a erradicar la pobreza a través de servicios públicos de calidad. Asegurar el acceso al agua y al saneamiento representa la primera prioridad de nuestro gobierno, de la que da cuenta la participación del Presidente Pedro Pablo Kuczynski en el Panel de Alto Nivel del Agua.
 
En línea con la Agenda 2030, consideramos que la corrupción es también una amenaza global, que erosiona la gobernabilidad democrática y la estabilidad jurídica de nuestros países, detrae recursos requeridos para financiar el desarrollo, genera desencanto y desconfianza en las instituciones, e incrementa la desigualdad.
 
Conscientes de la necesidad de enfrentar juntos este flagelo, el Perú ha propuesto que los temas centrales de la Cumbre de las Américas a celebrarse en Lima en abril próximo, sean la gobernabilidad democrática y la lucha contra la corrupción. Esto con miras a adoptar medidas concretas para reforzar la institucionalidad y luchar contra la impunidad.
 
Al fortalecimiento de nuestra institucionalidad y al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible contribuye también la adopción de estándares y buenas prácticas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, de la cual el Perú aspira a ser miembro antes de 2021, año de nuestro bicentenario como nación independiente.
 
Señor Presidente:
 
Los peruanos consideramos que la democracia es indispensable para la estabilidad, la paz, el desarrollo y la defensa y promoción de los derechos humanos y las libertades fundamentales. Guiados por esa convicción, mi país lideró el proceso que culminó con la adopción, en el año 2001, de la Carta Democrática Interamericana.
 
En nuestra región, la democracia es un derecho inalienable. Por ello, el Perú sigue profundamente preocupado por la ruptura del orden democrático y la crisis humanitaria observadas en Venezuela, así como por las violaciones y abusos a sus ciudadanos reportados por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.
 
La solución a la grave crisis en Venezuela debe ser pacífica y negociada por los propios venezolanos. Cualquier intento, externo o interno, de recurrir a la fuerza vulnera los principios de la Carta de la Organización y socava el genuino interés de defensa de la democracia y el respeto del estado de derecho interno e internacional.  
 
En esa línea, el Grupo de Lima considera que la iniciativa de la República Dominicana de reunir al gobierno y a la oposición debe ser desarrollada con buena fe, reglas, objetivos y plazos claros, así como garantías de cumplimiento, para lo que resulta esencial el acompañamiento internacional. 
 
Para concluir, señor Presidente, deseo transmitir a esta Asamblea General que el Perú seguirá trabajando constructivamente para resolver los problemas que enfrentamos y hacer realidad el futuro que nuestros pueblos anhelan y merecen.
 
Muchas gracias.

 

 

  
http://www.rree.gob.pe/Imagen/2017/_canciller_Luna.jpgPalabras del Canciller del Perú Ricardo Luna en el Foro Anticorrupción Perú-ChileDiscursos de Autoridades 0017 - 17Lima, 3 de octubre de 2017

Señores directores ejecutivos de Chile Transparente y de Proética, señoras y señores, amigos todos:


Proética publicó la semana pasada la última encuesta nacional sobre corrupción. Sus resultados muestran que crece la percepción de la gravedad del problema. Ahora ya es la primera preocupación pública  en el interior del Perú.


En Chile y el Perú hemos visto con claridad el daño que la corrupción produce. Sus efectos más nocivos son la pérdida de confianza en el Estado y el deterioro de las condiciones económicas.


La combinación de corrupción e impunidad es corrosiva. Socava la legitimidad social de las instituciones gubernamentales, erosiona los valores democráticos y sabotea el desarrollo económico.


La epidemia de corrupción no conoce fronteras nacionales o subnacionales, ni hace distinciones partidarias. Está presente en todos los niveles gubernamentales. Tiene múltiples dimensiones y es la principal amenaza a la gobernabilidad democrática en toda la región. 


Por eso hemos acordado que la lucha contra la corrupción sea el tema central de la cumbre de las américas que tendrá lugar en lima en abril próximo. Queremos que el diálogo entre los jefes de Estado americanos se traduzca en la adopción de medidas concretas para combatir la corrupción con eficacia y firmeza, que pase más allá del ejercicio retórico o declaratorio.


Tenemos la obligación de unir esfuerzos para enfrentar las diversas prácticas corruptas y el reto demanda la cooperación internacional y la acción conjunta de entidades estatales y de la sociedad civil. Este foro demuestra la necesidad de trabajar juntos, desde el Estado y desde la sociedad en su conjunto, en función de un intercambio transparente y recíproco.


Este diálogo bilateral debería alentar mayor discusión en ambos países sobre cómo enfrentar la corrupción. El objetivo es enriquecer el debate de la Cumbre de Lima. Debemos formular propuestas que nos permitan concertar medidas realistas y eficaces al más alto nivel.


La ciudadanía demanda resultados y para lograrlos se requiere eficacia. No basta con reconocer la dimensión del problema. Es hora de actuar y pasar del diagnóstico al plano práctico de acordar acciones efectivas.


No podemos dejar pasar la oportunidad de reunir a los jefes de Estado americanos para encarar la red de corrupción extendido por toda la región.  El desafío es que en la próxima Cumbre de las Américas se demuestre la decisión política requerida para superar esta amenaza regional con la fortaleza y los recursos necesarios.


No tenemos alternativa. El debilitamiento de la confianza pública no es un peligro inminente. Ya está presente. La extensión de la corrupción ha dañado el tejido social de nuestras democracias. Ha carcomido los lazos de confianza interpersonal. Hoy menos de 5% de la población del Perú cree que se puede confiar en la mayoría de las personas. El resto piensa que solo se puede confiar en pocas personas o, peor aún, en nadie.


El profundo malestar social generado por la corrupción y la impunidad hace impostergable la necesidad de combatirlas con convicción.


El reto es, como he dicho, multifacético. Requiere esfuerzos sostenidos en el tiempo y la activa cooperación de todos, de los diferentes países de la región, así como de las instancias públicas y las organizaciones de la sociedad civil.


La extensión de la corrupción nos afecta a todos y, por ende, la respuesta necesaria demanda la colaboración de todos nosotros. La próxima Cumbre de las Américas es un hito insoslayable para de demostrar que tenemos la voluntad política de responder al más nocivo de los fenómenos que erosiona nuestra gobernabilidad.   


Muchas gracias.​

  
http://www.rree.gob.pe/Imagen/2017/Canciller%20Ricardo%20Luna.jpgMensaje del Canciller, Ricardo Luna Mendoza, con ocasión del Día de los peruanos en el exteriorDiscursos de Autoridades 0018 - 17Lima, 18 de octubre de 2017

Queridos compatriotas:

En ocasión de celebrarse el "Día de los Peruanos que residen en el Exterior", deseo hacerles llegar, a cada uno de ustedes y a sus familiares, un afectuoso saludo, en nombre del Ministerio de Relaciones Exteriores y de todos los que trabajamos en esta institución.

En esta fecha, el Estado peruano reconoce a los compatriotas que dejaron físicamente la patria para construir, con esfuerzo y sacrificio, un proyecto de vida con nuevas oportunidades y desafíos. Por ello es encomiable la capacidad que ustedes han tenido para insertarse en una nueva sociedad, donde su creatividad y trabajo han generado importantes aportes a la sociedad de acogida y también al Perú. Lejos de que tal proceso debilite el vínculo con nuestro país, éste retroalimenta la identidad nacional, así como la peruanidad y la imagen de nuestro país en el exterior.

Este gobierno considera de suma importancia a las comunidades peruanas en el exterior. En ese sentido, la Cancillería renueva su compromiso de continuar modernizando los servicios consulares, fortalecer los mecanismos de protección y asistencia, así como fomentar la identidad nacional y la promoción de los valores nacionales, labor a la que contribuyen con indiscutible acierto las diversas organizaciones y asociaciones de peruanos en el exterior.

Asimismo, se viene trabajando en un dispositivo legal que mejore los beneficios y alcances de la Ley de Retorno, se continúa negociando acuerdos sobre seguridad social y avanzando en la implementación de la Política Nacional Migratoria, lo cual ofrecerá un adecuado soporte a nuestra comunidad en el exterior.

En el "Día de los Peruanos que residen en el Exterior", al igual que en años anteriores, el Estado peruano, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, reconocerá a 10 compatriotas que han destacado por sus acciones de carácter social a favor de nuestros connacionales o por aquéllas orientadas al fortalecimiento de las colectividades peruanas en el exterior.

Al hacer público su reconocimiento a este grupo de connacionales, el Gobierno del Perú desea felicitar a todos los compatriotas cuyo trabajo y solidaridad en el exterior se han convertido en un motivo de satisfacción para el país.

Les hago llegar mis afectuosos votos por el bienestar de todos ustedes y de sus familiares.

 

 

RICARDO LUNA MENDOZA

Ministro de Relaciones Exteriores del Perú​

  
http://www.rree.gob.pe/Imagen/Luna-Emba.jpgDiscurso del Embajador Ricardo LunaDiscurso de Autoridades 0001 - 18Lima, 12 de enero de 2018

Señores Congresistas

Señora Ministra de Relaciones Exteriores,
Señor Viceministro de Relaciones Exteriores,
Señor Secretario General de Relaciones Exteriores,
Señores ex Ministros y ex Viceministros,

Señoras y señores:
Hace año y medio, desde este mismo podio, les pedí su colaboración para emprender el reto de conducir la Cancillería. Me consta que los principales logros de esta vieja casona son siempre resultado del esfuerzo colectivo. Capaz eso ha sido más evidente a lo largo de este tiempo a cargo del Ministerio. Sin el aporte de cada uno de ustedes no habría sido posible avanzar significativamente.

Defender y promover los intereses del Perú requiere reflexión y serenidad para obtener resultados concretos. No controlamos las condiciones externas, ni las acciones de otros países. Actuamos en un contexto incierto y cambiante que demanda ponderación para identificar las alternativas idóneas para concretar objetivos. La precipitación y el voluntarismo están reñidos con la efectividad de la acción externa. Los ideales nos motivan, pero el análisis realista es una condición imprescindible para actuar con responsabilidad. 

Ha sido una travesía de casi 500 días llenos de altibajos, sorpresas, desafíos y satisfacciones. Les dejo a ustedes la tarea de evaluar sus resultados. Yo les agradezco la generosidad con la cual han brindado sus esfuerzos, y la dedicación con la cual efectúan sus labores, sin afán de figuración y con perseverancia, tanto en el Perú como en el exterior.

Intentamos profundizar los lazos con nuestros cinco vecinos, y consolidar la Alianza del Pacífico como instrumento de integración real. Procuramos coordinar la concertación política diplomática en el hemisferio, así como ubicarnos en los foros mundiales de gobernabilidad política y económica de mayor relevancia. Profundizamos los pasos hacia la proyección externa de nuestra identidad cultural. Fue, en síntesis, un esfuerzo de posicionamiento internacional perfectible, pero como todo en las relaciones internacionales, claramente tentativo.
Agradezco al Presidente de la República haber confiado en mí esta responsabilidad y el haberme apoyado de manera constante en la tarea encomendada.    
La Canciller Cayetana Aljovín cuenta con mi profundo respeto profesional y afecto personal. La precede una trayectoria de éxitos reconocidos, tanto en el sector público como el privado. Estoy seguro que conducirá la Cancillería con la brillantez que la caracteriza. No dudo que contará con el respaldo de todo el personal del Ministerio para continuar alcanzando metas tangibles en beneficio del país.
Sus notables cualidades personales y profesionales aseguran que, bajo su dirección, la Cancillería vencerá los retos que nos impone el mundo convulsionado y en transición en el que vivimos ahora. Canciller, cuenta con todo mi apoyo y te deseo el mayor éxito posible a cargo del Ministerio de Relaciones Exteriores.
Antes de terminar quiero dirigir unas breves palabras a mis colegas más jóvenes. Hace 50 años, cuando ingresé al ministerio por esos portones, desconocía mucho y tenía escasa experiencia. Hoy, medio siglo más tarde, sigo igual pero con algo más de experiencia. Por eso les digo, con franqueza, que una de los grandes réditos que nos ofrece esta vieja institución es trabajar con buena fe y valentía por el bienestar de nuestro país. A veces nuestra labor puede resultar incomprendida o malinterpretada, pero mientras persistan actuando con buena voluntad y patriotismo, siempre los acompañará una sensación de íntima satisfacción.      

Muchas gracias.

 

  
http://www.rree.gob.pe/Imagen/2018/_cayetana_aljovin.jpgPalabras de la Ministra de Relaciones Exteriores Cayetana Aljovín GazzaniDiscurso de Autoridades 0002 - 18Lima, 12 de enero de 2018

Señor Embajador Ricardo Luna,

 

Señora Presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso, Luz Salgado Rubianes
Señoras y señores Congresistas,
Señor Viceministro de Relaciones Exteriores,
Señor Secretario General de Relaciones Exteriores,
Señores ex Ministros que hoy nos acompañan,

 

Señoras y señores, amigos y amigas todos:

 

 
Agradezco al Presidente Pedro Pablo Kuczynski y a la Presidenta del Consejo de Ministros, Mercedes Aráoz, por la confianza depositada en mí. Estoy segura que cumpliremos a cabalidad con la alta responsabilidad de dirigir el Ministerio de Relaciones Exteriores, la institución estatal más antigua de la República, con el compromiso de todos y cada uno de ustedes.
 
Quiero agradecer también las palabras del Embajador Ricardo Luna, entrañable amigo, notable diplomático y dilecto compañero en el Gabinete Ministerial. También estoy segura de contar con el respaldo de su experiencia y su amistad. Su gestión ministerial, bajo los lineamientos establecidos por el señor Presidente Pedro Pablo Kuczynski, ha marcado el camino para continuar fortaleciendo la proyección externa del Perú, en beneficio de los intereses de todos los peruanos. Gracias, Ricardo, por tu labor ejemplar. 

Pocos saben que un vínculo familiar me une a la Cancillería. Mi bisabuelo, Fernando Gazzani, fue oficial mayor del ministerio de Relaciones Exteriores, visitador de los Consulados del Perú y finalmente, entre 1914 y 1915, Canciller de la República.

Por ello, hoy me siento más cerca de él que nunca y asumo esta responsabilidad con mucha expectativa e identidad con la muy respetada política exterior peruana que alcanzó altos niveles de reconocimiento con grandes exponentes como Alberto Ulloa Sotomayor, Raúl Porras Barnechea, Carlos García Bedoya, entre otros.   
   
Asumo también el compromiso de continuar ejecutando las políticas de Estado del Perú. En esta labor será crucial seguir contando con el apoyo permanente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso. No es casual que hoy dos mujeres tengamos la alta responsabilidad de colaborar en los asuntos de política exterior.
 
Nos guía el objetivo fundamental de contribuir al desarrollo sostenible del país y atender, con eficiencia, las necesidades de nuestros conciudadanos. Bajo esa perspectiva, hay líneas de acción que considero indispensable profundizar para asegurar el logro de dicha meta. Quiero mencionar, brevemente, algunas de ellas.
 
La continuidad de los lineamientos de política exterior debe estar acompañada de la modernización de las labores de la Cancillería. La modernización de la gestión pública fortalece la estabilidad y legitimidad de las instituciones estatales y la gobernabilidad democrática del país. Es una tarea que demanda persistencia en la mejora del ejercicio de las funciones de cada uno de nosotros.

La globalización nos impone retos a los cuales tenemos que responder con eficacia e inteligencia. La economía globalizada demanda de la Cancillería un enfoque económico innovador y proactivo. Tenemos que identificar y aprovechar las mejores oportunidades disponibles. Seguir posicionando al Perú como un país que no solo goza de una sólida estructura democrática sino que al mismo tiempo es promotor del sistema de libertades en la región. Un país que además ofrece oportunidades y garantías a la inversión extranjera y que debe seguir liderando la apertura comercial, la atracción de capitales y sociedad estratégica con otras naciones del mundo.

La promoción y protección de nuestra riqueza cultural y biodiversidad son tareas que adquieren cada vez mayor relevancia internacional.

Ambas contribuyen, de manera decisiva, al enriquecimiento de la imagen externa del Perú. Por eso mismo tenemos que desempeñar un papel cada vez más significativo en las áreas de cultura, protección ambiental y mitigación del cambio climático, tanto en los campos bilaterales como los multilaterales. Cabe resaltar, que en este último ámbito, estamos iniciando nuestra participación directa en el consejo de seguridad de naciones unidas, lo cual refleja el reconocimiento internacional al desempeño del Perú y nos demanda asumir mayor responsabilidad en los asuntos relativos a la paz y seguridad internacional. 

La consolidación de la democracia en el Perú es un logro histórico y un interés esencial para el bienestar de todos los peruanos. Por eso tenemos que continuar ejecutando gestiones externas que fortalecen la gobernabilidad democrática del Perú fundamentada en el pleno respeto a los derechos humanos.

Por otro lado, promover la adopción de buenas prácticas internacionales para mejorar la gestión pública es una responsabilidad ineludible y urgente. La lucha anticorrupción debe ser por tanto un componente esencial de las políticas públicas internacionales. La defensa y promoción de este interés nacional es una línea de acción fundamental de la Cancillería y el Estado peruano.
 
El fortalecimiento de las relaciones vecinales y el liderazgo expresado por el dinamismo de la integración de la alianza del pacífico, así como mediante la defensa conjunta de la democracia en la región, son muestras claras de los logros alcanzados gracias a la concertación y cooperación con gobiernos con los cuales compartimos visiones en cuanto a valores y principios democráticos y apertura a la economía global. Continuaremos avanzando por ese camino.
 
Me refiero, por último, a la comunidad peruana que reside en el exterior. La Cancillería es el puente que une a nuestra numerosa población migrante con el Perú. Nuestro deber institucional es ofrecerle los servicios más eficientes posibles y, a la vez, mantener la vitalidad de sus vínculos con el país.

A lo mejor estoy recogiendo por herencia genética la experiencia de las visitas de mi bisabuelo a los Consulados peruanos, pero estoy convencida que la fluidez del diálogo con nuestros compatriotas en el extranjero es la mejor manera de mantener su cercanía e identidad con el Perú, no obstante la distancia física.

El diálogo nos acerca, nos permite reconocernos y nos ofrece la oportunidad de reconciliar nuestras diferencias. Esa es una tarea que le corresponde efectuar a la Cancillería en el extranjero, pero también es una tarea que nos corresponde a todos nosotros llevar a cabo en el Perú, para emprender juntos el camino hacia el desarrollo sostenible, la consolidación de la gobernabilidad democrática, y la inclusión social.

 

Finalmente, quiero terminar agradeciendo a mi familia. A Ignacio por acompañarme con paciencia, cariño y humor, en esta travesía, a mi hermana Micaela por su apoyo incondicional y a mis hijos Alejandra, Paul y Juan Diego por su amor, comprensión y generosidad.

Muchas
grac​ias.

 


  
http://www.rree.gob.pe/Imagen/2018/ministra_aljovin_adp.jpgPalabras de la Ministra Cayetana Aljovín por el Día de la Sobería MarítimaDiscurso de Autoridades 0003 - 18Lima, 30 de enero de 2018

​Señor Director de la Academia Diplomática del Perú, Allan Wagner Tizón
Miembros de la mesa
Expresidente del Consejo de Ministros
Ex Cancilleres
Congresistas de la República
Embajadores
Amigos y amigas, todos:
 
Hace diez años, el Perú solicitó a la Corte Internacional de Justicia que estableciese el límite marítimo con Chile. Si bien todo juicio implica incertidumbre en cuanto al resultado, todos esperábamos que los derechos del Perú prevalecieran ante la Corte. Todos compartíamos el deseo que el equipo liderado por el Embajador Allan Wagner tuviese éxito en La Haya.

Durante seis largos años, el equipo que condujo el Embajador Wagner asumió su tarea con responsabilidad, dedicación y patriotismo. La excelencia de su labor nos permitió vivir la honda satisfacción de ver que la Corte reconociese los derechos soberanos del Perú. Hoy recordamos ese lunes 27 de enero del 2013, en el cual casi 70 por ciento del área en controversia quedó incorporada a nuestro dominio marítimo, pero de una manera institucional y pacífica.

Al conmemorar la expedición del fallo de La Haya, quiero destacar el valor de la unidad nacional que despertó el litigio. Al margen de las diferencias políticas o partidarias, nos unió una causa común. Asumimos juntos el reto de alcanzar un objetivo que beneficiara a todo el país, a todos los peruanos y peruanas, y juntos también celebramos la obtención de este logro histórico.

Creo que la lección fundamental radica en que unidos somos capaces de encarar con éxito grandes desafíos.

Siempre es preciso recordar que somos parte de una comunidad nacional que en efecto tiene intereses y metas comunes. A veces, en el calor del debate político, podemos perder de vista lo que nos une. Sin embargo, necesitamos dialogar con espíritu constructivo, y sin maniqueísmo, para trabajar juntos en la consecución de los objetivos esenciales para el país. Podemos discrepar en cuanto a los medios, pero tenemos que concordar en cuanto a las metas nacionales.

La definición del límite marítimo con Chile fue el resultado concreto de implementar una política de estado, llevada a cabo por tres gobiernos diferentes. Muy diferentes entre sí, tal como lo ha reconocido el Embajador Allan Wagner. Eso supuso, por definición, continuidad a través de los gobiernos y persistencia, pero también requirió de la confianza pública.

La confianza en las instituciones estatales, como la Cancillería, es condición necesaria para la estabilidad de la gobernabilidad democrática y de las políticas públicas. Esto lo subrayo porque modernizar el Estado y la gestión pública refuerza la confianza de la ciudadanía y, viceversa, el fortalecimiento de la confianza ciudadana consolida la institucionalidad. Insisto en que la extraordinaria labor cumplida por el equipo encabezado por el Embajador Wagner, demuestra con claridad que trabajar juntos, unidos en torno a metas nacionales, es la única opción para responder a los grandes desafíos que encaramos. Tal vez hoy es más oportuno que nunca seguir el ejemplo exhibido en La Haya por un equipo que fue comprometido con convicción con el destino del Perú.

A todo el equipo, a todos los Embajadores, a los ex Cancilleres, a los Congresistas y, en realidad, a todos los peruanos y peruanas, es una fecha para alegrarnos, para ver cómo en las cortes internacionales podemos defender nuestro destino de una manera pacífica e institucional.

Muchas gracias a todos. 

  
http://www.rree.gob.pe/Imagen/cayetana-antartida.jpgPalabras de la Canciller Cayetana Aljovín en ceremonia con motivo de los 30 años de presencia del Perú en la AntártidaDiscurso de Autoridades 0004 - 18Lima, 28 de febrero de 2018

Señoras y Señores:
 
Hace treinta años, en el año 1988 nuestro país llevó a cabo su primera expedición científica a la Antártida. Desde entonces, el Perú ha realizado 25 campañas científicas a esa “zona de paz, investigación y cooperación científica internacional”, tal como es definido en el Tratado antártico.
 
Cada expedición ha sido resultado del esfuerzo conjunto del Estado y de centros de investigación privados, con el fin de conocer más el llamado continente blanco. Científicos y funcionarios de diversas instituciones nacionales han participado en esas campañas.
 
Como resultado de este trabajo, hemos contribuido al enriquecimiento de la ciencia peruana y al conocimiento universal de dicho continente.
 
Este año se está llevando a cabo la vigésimo quinta expedición científica peruana a la Antártida. Estamos especialmente orgullosos de realizarlo en el BAP Carrasco. La adquisición de ese buque oceanográfico con capacidad polar es una clara expresión de la alta importancia que otorgamos a nuestra política nacional antártica.
 
El BAP Carrasco es un laboratorio flotante con los más modernos equipos. Ha potenciado nuestra capacidad para participar en proyectos de cooperación. Por lo mismo aprovecho esta oportunidad para invitar a los Estados miembros consultivos del Tratado Antártico a trabajar juntos en más proyectos de interés común. Su participación va a ser bastante apreciada y consideramos que es valiosa.
 
El Perú ha avanzado de manera significativa en su vinculación con la Antártida, pero aún queda mucho por hacer. Una de las tareas pendientes es difundir la importancia que ella representa para nuestro país, y por eso, yo creo que estos eventos son importantes porque tenemos que hacer que todas las instituciones participen en una comunicación mucho más masiva y que los ciudadanos peruanos y peruanas de a pie conozcamos la importancia que tienen estás expediciones y la importancia que tiene la Antártida para el Perú, pero en general el planeta.
 
Es fundamental cuidar el equilibrio del ecosistema antártico debido a su influencia, que lo mencionábamos, tanto global y regional. Somos conscientes que cualquier cambio en la Antártida puede afectar los recursos marinos y tener efectos en los andes. La potencial utilización de las reservas hídricas de la Antártida también es un tema crucial para el Perú.
 
Señoras y señores, la muestra fotográfica que podrán apreciar retrata el trabajo del Perú en la Antártida. Gran parte de las imágenes refleja el esfuerzo y la tenacidad de los expedicionarios para llevar adelante sus duras labores, a pesar de las difíciles condiciones climatológicas.
 
La curiosidad y el interés científico siempre han guiado los grandes descubrimientos de la humanidad. La participación continua del Perú en la Antártida, nos convierte en protagonistas de esa gran aventura de investigación científica, cuyos resultados y beneficios dejaremos a las generaciones que nos siguen y a las generaciones que sigan a esas generaciones.
 
Muchas gracias y muy buenas tardes con todos.

 

  
http://www.rree.gob.pe/Imagen/2018/_canciller_popolizio.jpgPalabras del Canciller Néstor Popolizio BardalesDiscurso de Autoridades 0005 - 18Lima, 3 de abril de 2018

Buenas tardes y bienvenidos a todos:
Señora Cayetana Aljovín, ex Ministra de Relaciones Exteriores
Señora Congresista de la República y amiga, Cecilia Chacón
Señor Viceministro encargado de Relaciones Exteriores
Señor Secretario General de Relaciones Exteriores
Señores ex Cancilleres, ex Viceministros y ex Secretarios Generales que hoy nos acompañan
Señores Directores Generales
Señores funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores, Contratados de Servicios y Administrativos, gracias por acompañarnos
Señoras y señores:

Agradezco al Presidente de la República y al Presidente del Consejo de Ministros por la confianza que han depositado en mí al nombrarme Ministro de Relaciones Exteriores. Es un honor servir al Perú. Asumo este   encargo consciente del peso de su responsabilidad, así como de la sensibilidad de la actual situación nacional.

Si bien reconozco la dimensión del reto, sé que contaré con el respaldo de todos ustedes para que la cancillería cumpla sus deberes y responda a los enormes desafíos que se avecinan. 
 
Quiero agradecer también a mi antecesora, Cayetana Aljovín, por sus generosas palabras. Soy testigo de la infatigable energía y de la firmeza con las cuales defendió y promovió los intereses del Perú y de la Cancillería. Me despido hoy de la Ministra con la cual tuve el honor de trabajar lado a lado, y saludo a la amiga que aprecio y respeto. Y le deseo el mayor de los éxitos en las tareas futuras que emprenda.
 
Hemos vivido una temporada agitada de inesperados desenlaces. Ha llegado el momento de recobrar ánimos y fuerzas para reemprender el camino. Los grandes retos del Perú demandan toda nuestra atención y nuestros mejores esfuerzos.
 
Ahora corresponde sumarnos al gran desafío nacional de revitalizar la confianza de la ciudadanía en las instituciones democráticas y recobrar el dinamismo de la economía.      
 
La tarea nos compete directamente porque las políticas de estado de la Cancillería convergen con los lineamientos expuestos por el Presidente Martin Vizcarra en su discurso inaugural. Nuestra misión institucional coincide con la prioridad gubernamental de anteponer los intereses del Perú a los intereses personales.
 
Reforzar la gobernabilidad democrática en estas circunstancias no es un objetivo abstracto. Es una demanda concreta, que implica tener instituciones fuertes. Asimismo, reimpulsar el crecimiento económico tampoco es una alternativa opcional. Es una necesidad impuesta por la realidad.
 
Reparar la confianza pública en las instituciones estatales requiere enfrentar la epidemia de corrupción que corroe la región. Por suerte no estamos solos en esa lucha.
 
En junio pasado, el entonces Canciller Ricardo Luna, aquí presente, mi ex jefe, propuso que el tema central de la VIII Cumbre de las Américas sea precisamente la “Gobernabilidad democrática frente a la amenaza de la corrupción”.
 
Desde ese momento hemos venido trabajando en organizar y preparar la Cumbre. El objetivo perseguido por nuestro país es que el encuentro continental de Jefes de Estado permita adoptar medidas concretas para combatir, con más eficacia y visibilidad, la corrupción y la impunidad, mediante la cooperación internacional.
 
La celebración de la Cumbre de las Américas es inminente. Ha llegado la hora de asegurar el logro de ese objetivo nacional. No creo que sea posible encontrar un momento más oportuno para hacerlo. 
 
La sucesión constitucional de la Presidencia de la República comprobó la solidez de la estructura democrática del Perú. Sin embargo, el repentino desencadenamiento de la reciente crisis política demostró la fuerza corrosiva de la corrupción.
 
Procuraremos que la Cumbre de las Américas genere una reacción concertada, firme y eficaz ante un flagelo que afecta a toda la región.
 
La corrupción sistémica constituye la nueva amenaza a la gobernabilidad democrática. El Gobierno peruano está comprometido en defender la democracia y el respeto a los derechos humanos frente a todo tipo de amenaza. Es un principio de política exterior, una política de estado y una obligación moral a la cual no podemos renunciar.
 
Por eso la acción del Grupo de Lima y las que se coordinan conjuntamente en la OEA buscan una salida democrática a la grave crisis política y humanitaria que Venezuela padece. Y por lo mismo, no avalamos la decisión de su gobierno de imposibilitar elecciones libres y justas, que cuenten con legitimidad y credibilidad, hecho que niega la más mínima noción de democracia y es un impedimento insalvable para participar en el proceso de la Cumbre de las Américas. Esta es una firme decisión que no se está revisando.
 
La cercana reunión de Jefes de Estado será, sin duda, un encuentro de suma importancia nacional y regional que requiere la unidad de todos los actores políticos para asegurar su éxito. Confío en que lograremos que la Cumbre de Lima responda a las expectativas que despierta.
 
Conozco bien la capacidad de la Cancillería de trabajar bajo presión para organizar eventos internacionales. Por eso estoy seguro que cumpliremos a cabalidad la misión que se nos ha encargado.
 
Como ustedes saben, durante este mes de abril, y ya lo dijo la ex canciller Aljovín, el Perú ejercerá la Presidencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, órgano responsable de preservar la paz y seguridad mundial, y del que somos miembro no permanente.
 
El Perú asume esta responsabilidad en un escenario internacional convulsionado por el aumento e intensidad de los conflictos. En ese contexto, nuestro país plantea adoptar el enfoque denominado “Paz Sostenible”, orientado a la prevención de conflictos, focalizando la atención de las agencias multilaterales en las causas que los provocan. Debemos resaltar que el Perú tiene una activa y tradicional participación en las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas.
 
En este mes, además, promoveremos debates sobre la prevención de la violencia contra la mujer en conflictos armados, y la participación de los jóvenes en acciones de paz y seguridad. También, convocaremos una discusión sobre la lucha contra el terrorismo y su vinculación con el crimen organizado transnacional.
 
El Perú ha asumido con entusiasmo y seriedad la responsabilidad de ser miembro del Consejo de Seguridad hasta fines del año 2019. Así se expresa el compromiso nacional de contribuir a la paz y seguridad internacionales, revalorando la visión global de la política exterior peruana.
 
En un mundo en acelerado proceso de cambio y globalización, la proyección de la política exterior del Perú y su posicionamiento en la comunidad internacional requiere intensificar su participación en los organismos y foros multilaterales.
 
El Perú es un país comprometido con la paz y seguridad mundial, la observancia del derecho internacional, la promoción y protección de los derechos humanos y la democracia. Por esta razón nuestro país fue el principal impulsor de la Carta Democrática Interamericana como un pilar para construir una sociedad democrática y pacífica que consagre la dignidad humana como fin supremo de la actuación del Estado.
 
También, nuestro país participó activamente en la negociación de la Agenda 2030 y hoy estamos abocados a la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que están incorporados en nuestras políticas nacionales. Otro asunto prioritario de nuestra política exterior es el cuidado del medio ambiente. Es por ello que apoyamos las iniciativas orientadas a adoptar acuerdos concretos para enfrentar el grave problema del cambio climático. Igualmente, desde un enfoque integral y con base en el criterio de responsabilidad compartida, continuamos promoviendo acciones concertadas a nivel internacional para luchar contra el tráfico ilícito de drogas y su vinculación con el crimen organizado.
 
De otro lado, continuaremos promoviendo la aspiración peruana a ser miembro de la OCDE, que constituye también una política de Estado, y requiere el recurso y el concurso multilateral, multisectorial del Ejecutivo y, también, del Legislativo. El apoyo decidido del Legislativo es fundamental para que logremos la aspiración. Es un proceso de largo aliento, pero confiamos en lograr nuestro objetivo.
 
En el plano regional, a partir de mayo, como ya se dijo anteriormente, nos encargaremos de la presidencia anual de la Comunidad Andina y, a fines de julio, asumiremos de nuevo la presidencia de la Alianza del Pacífico. Son tareas que trataremos de desempeñar de la mejor manera posible.
 
Desempeñaremos estas tareas haciendo más visibles para la población las ventajas concretas que ofrecen dichos procesos de integración.
 
La Alianza del Pacífico es, además, nuestra apuesta estratégica regional. Es la iniciativa de integración diseñada para vincularnos entre nosotros y proyectarnos al espacio económico del Asia-Pacífico y asociarnos a las principales potencias del mundo. En este marco, es sumamente importante el proceso de negociación en curso entre los países de la Alianza del Pacifico y Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Singapur, para que accedan a la categoría de Estados Asociados de este proceso de integración profunda que ha avanzado de manera notable en escasos siete años.
 
Este es el objetivo que se tuvo en mente el año 2011 cuando el Perú propuso la idea de integrarnos en función a visiones comunes sobre gobernabilidad democrática y apertura económica, en vez del esquema tradicional basado en la proximidad geográfica.
 
En cuanto al entorno vecinal, nuestro propósito es continuar priorizando la ampliación de las redes de cooperación e integración mediante la realización de Gabinetes Binacionales.
 
El año 2007 me tocó, como Director General de América, ser parte del equipo que organizó la Primera Reunión de Gabinete Binacional, celebrada con Ecuador, en Tumbes.
 
Inicialmente, su marco de acción estuvo orientado a impulsar la cooperación focalizada en el desarrollo de las zonas de integración fronteriza.
 
Hoy, una década después, los Gabinetes Binacionales son los encuentros periódicos para programar y coordinar el conjunto de la relación bilateral con las máximas autoridades políticas de los países vecinos. Y realmente, el diálogo que se produce es absolutamente fructífero.
 
Este año llevaremos a cabo, como bien también ha señalado la ex Canciller Aljovín, los Gabinetes con Bolivia, Chile y Ecuador, país con el que conmemoraremos los 20 años del Acuerdo de Paz. Y llegamos a eso después de un proceso largo, con la Declaración de Brasilia del año ’95 y, posteriormente, con todos los trabajos que significaron para posteriormente llegar al Acuerdo de Paz de Brasilia, el 26 de octubre de 1998. Y esperamos que esa fecha sea la fecha del Gabinete Binacional con el Ecuador para hacer una debida conmemoración de la Paz.
Recientemente, hemos tenido un exitoso Gabinete con Colombia que se realizó a fines de febrero en Cartagena.
 
Pero también en el marco de nuestra política exterior, buscamos fortalecer las relaciones con nuestros socios en las Américas. Estados Unidos y Canadá son socios privilegiados del Perú, con los cuales compartimos valores e intereses que permitirán profundizar las agendas bilaterales.
 
Igualmente, continuaremos ampliando las relaciones con la Unión Europea y los países europeos. Por ello, impulsaremos decididamente el dialogo biregional. Además, reafirmaremos nuestras vinculaciones con los países del Asia Pacifico, región en la que tenemos importantes socios comerciales y de inversiones como China, Japón y Corea. Asimismo, tenemos el propósito de profundizar nuestra participación en APEC.
 
La dinamización de las relaciones con los países árabes y ampliar la presencia peruana en el África son también parte integral de nuestra proyección externa.
 
Estas son algunas de las principales tareas que la Cancillería tiene en su programación de política exterior a corto y mediano plazo.
 
Por otra parte, la Cancillería seguirá impulsando la aprobación de la Política Nacional de Fronteras que permitirá afirmar la identidad nacional y la ocupación racional del territorio, y contribuir de manera decidida en el proceso de descentralización promoviendo el desarrollo de nuestras regiones y tratando de que la integración fronteriza sea una realidad.
 
No se preocupen, colegas y amigos. No pienso enumerar todos los temas que tenemos en agenda. Lo que sí quisiera hacer es ponerles a trabajar juntos acogiendo los valores básicos de esta vieja casona.
 
Quienes me conocen bien saben que para mí mencionar los valores institucionales no es un discurso retórico.
 
Somos miembros de una institución con normas y valores comunes. Creo, con sinceridad, que las normas son las vigas estructurales y los valores son el cemento que nos une. Cuando los valores se fortalecen, nuestra institución es más sólida. Cuando se debilitan, es más frágil.
 
Nuestra mejor hora es cuando trabajamos en equipo, con espíritu de cuerpo, confianza, lealtad y transparencia.
 
Es natural discrepar, porque tenemos puntos de vista diferentes, y es necesario discutir las opciones disponibles desde perspectivas distintas, con franqueza y transparencia.
 
No olvidemos que, al margen de diferencias de opinión, compartimos la obligación institucional de defender los intereses nacionales de la mejor manera posible.
 
La identidad con los intereses del Perú es el valor primordial de la Cancillería. Es lo que nos define como miembros del Ministerio de Relaciones Exteriores. Si no tenemos eso claro, estamos en el lugar equivocado.
 
El deber de defender y promover los intereses de la Nación tiene que prevalecer sobre los intereses propios. Por lo mismo, la Cancillería se fortalece cuando se sancionan los casos en los cuales, por motivaciones personales, se han infringido las normas y los valores institucionales. Por lo tanto, es imperativo reforzar los procedimientos de control interno para combatir con firmeza la corrupción e impedir la impunidad.
 
La vocación de servicio es intrínseca a la Cancillería. Tenemos que compartir ese valor justamente porque todos somos servidores públicos, diplomáticos, administrativos y personal contratado.
 
Debemos tener la predisposición de atender las demandas y necesidades de quienes solicitan o requieren los servicios que prestamos. Es una obligación funcional que no podemos eludir y tenemos que cumplirla en el Perú y en el exterior, en Lima y en el resto del país, a través de las Oficinas Desconcentradas del Ministerio.
 
Por eso la modernización de la Cancillería está dirigida, en última instancia, a mejorar la eficiencia y la calidad de los servicios que ofrecemos al público.
 
Cabe destacar que cumplir funciones en las Misiones Consulares es una expresión cabal de vocación de servicio público.
 
Nadie se acerca a un Consulado porque todo está bien. Se hace porque es necesario contar con el apoyo del Consulado para realizar un trámite o resolver un problema. Ciertamente, la labor consular puede ser muy demandante, pero brinda la enorme satisfacción de constatar, de inmediato, el beneficio concreto brindado a un compatriota por el servicio prestado.
 
Por eso mismo, modernizar y mejorar la eficiencia de la atención a la comunidad migrante peruana es una de las prioridades de la Cancillería. 
 
Mi énfasis en la importancia de los valores institucionales es resultado de casi cuatro décadas de vida en esta casa.
 
Estoy convencido que es fundamental actuar conforme a valores comunes como la identidad con los intereses nacionales, el trabajo en equipo, con entrega y capacidad profesional, el espíritu de cuerpo, la honestidad y mística institucional.
 
No pienso demandar más de lo que ofrezco. Me comprometo a trabajar con todos ustedes, con dedicación, transparencia y apertura al diálogo, para cumplir con las múltiples tareas y deberes de la Cancillería.
 
A lo largo de mi carrera, he tenido la suerte de trabajar cerca de varios Cancilleres, algunos aquí presentes. Les agradezco por la oportunidad que me dieron de colaborar con ellos. Espero haber sabido aprender bien de sus gestiones ministeriales.  
 
También deseo agradecer a mis colegas mayores, muchos ya en retiro, algunos de ellos aquí presentes, quienes me enseñaron el arte y oficio de la diplomacia, así como a mis contemporáneos, funcionarios diplomáticos y administrativos, con quienes he compartido años de intensas experiencias laborales e incontables veladas de amistad y camaradería.
 
Mi reconocimiento a los numerosos funcionarios jóvenes que siempre me han apoyado con entusiasmo y competencia profesional.
 
Quisiera igualmente agradecer el valioso y permanente apoyo de mi familia, en especial de mi esposa Irma. Y le agradezco anticipadamente porque ha sabido comprender que el intenso trabajo que el cargo demanda implicará menor término de tiempo para compartir con la familia.
 
Deseo concluir reafirmando que nuestra razón de ser es servir a la Nación, lo cual considero es un deber honroso que me enorgullece compartir con ustedes. Parafraseando al prestigioso historiador Jorge Basadre, podemos decir que los diplomáticos somos por convicción y voluntad propia servidores públicos y, en consecuencia, servimos y nos debemos nada más y nada menos que al Perú.
 
Muchas gracias.
  
http://www.rree.gob.pe/Imagen/sesionplenariadeasambleageneralnacionesunidas.jpgIntervención del Perú en la Sesión Plenaria de la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la consolidación y el sostenimiento de la paz - Nueva York, 24 de abril de 2018Discurso de Autoridades 0006 - 18Lima, 25 de abril de 2018

Señor Presidente:
 
1.    El Perú saluda la convocatoria a esta reunión de alto nivel para compartir perspectivas y experiencias en materia de consolidación y sostenimiento de la paz, y fortalecer el trabajo de las Naciones Unidas en apoyo a los Estados miembros para alcanzar tales objetivos.
 
2.    La visión peruana sobre cómo prevenir y enfrentar los conflictos que hoy proliferan en el mundo, coincide plenamente con el concepto de paz sostenible; definida como un objetivo general y un proceso permanente en las resoluciones de contenido idéntico adoptadas en 2016 por esta Asamblea General y por el Consejo de Seguridad.
 
3.    En ese sentido, consideramos necesario incorporar el nuevo paradigma en la acción en el terreno del sistema de Naciones Unidas. Esto implica comprender que la paz y la seguridad, el desarrollo y los derechos humanos son interdependientes y se refuerzan mutuamente. En concreto, esto implica invertir más en actividades de prevención, y en una atención integrada a las causas profundas de conflictos y crisis humanitarias.
 
4.    Saludamos por ello que, en muchos países afectados por conflictos, se venga trabajando ya, con el concurso de actores nacionales y el apoyo de organizaciones regionales e instituciones financieras, por hacer realidad la visión holística y multidimensional que la consolidación y el sostenimiento de la paz requieren. 
 
5.    La prioridad que asignamos a esta visión es consistente con nuestra propia experiencia. En su historia reciente, el Perú ha enfrentado con eficacia el terrorismo y se ha consolidado como un país pacífico y estable. Esto gracias a un amplio consenso nacional sobre la necesidad de fortalecer sus instituciones, respetar el estado de derecho, promover la gobernabilidad democrática y el desarrollo, y combatir la pobreza y la desigualdad.
 
6.    Así, en las últimas décadas, los peruanos en situación de pobreza, que resultaron particularmente vulnerables a la violencia generada por el terrorismo, han pasado de ser más de la mitad de la población a ser menos de la cuarta parte.
 
7.    Además se ha producido un sostenido crecimiento de la clase media, que hoy constituye un promotor del desarrollo nacional con inclusión, gracias a una política económica responsable que promovió el libre comercio y las inversiones en democracia.
 
8.    En ese contexto, los peruanos nos preparamos con optimismo para celebrar el bicentenario de nuestra república, el año 2021, y trabajamos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, que han sido incorporados en nuestras políticas públicas.   
 
9.    No obstante, también enfrentamos desafíos importantes. Somos un país especialmente vulnerable al cambio climático y a los desastres naturales. Tampoco hemos sido inmunes al flagelo de la corrupción, que se manifiesta en todo el mundo como una amenaza transnacional que erosiona la gobernabilidad democrática y mina los esfuerzos para alcanzar una paz sostenible al desviar recursos que debieran orientarse a enfrentar las causas de los conflictos.
 
10.  Por ello, en la VIII Cumbre de las Américas que con éxito acabamos de celebrar en Lima, bajo el liderazgo del Presidente Martín Vizcarra, hemos priorizado el reforzamiento de la gobernabilidad democrática y la lucha contra la corrupción en nuestra región. Esto con miras a reimpulsar el crecimiento y el desarrollo, que constituyen cimientos sobre los que la paz puede ser construida y sostenida.
 
11.  Como actuales presidentes del Consejo de Seguridad, hemos querido también celebrar una sesión informativa de alto nivel sobre el rol del Consejo en la promoción de la paz sostenible, y hemos facilitado una nueva resolución idéntica a la que adoptará esta Asamblea. Buscamos con ello complementar este debate y mantener el trabajo coordinado entre ambos órganos principales de esta Organización.
 
Señor Presidente:
 
12.  Vivimos en un contexto internacional altamente volátil en el que se registran niveles de tensión propios de épocas que se creían ya superadas. Urge responder con eficacia a las crisis en el Medio Oriente, en países como Siria y Yemen y en el África, así como a la amenaza que representan las armas de destrucción masiva, incluyendo la desnuclearización de la península coreana.
 
13.  En un mundo en el que los conflictos y las crisis humanitarias parecen perennizarse, favoreciendo a grupos terroristas y al crimen organizado transnacional, el Perú considera indispensable fortalecer el multilateralismo en torno a repuestas más coherentes, eficientes y efectivas.
 
14.  En ese sentido, quiero concluir reafirmando el compromiso y el apoyo del Perú a las reformas que el Secretario General António Guterres viene impulsando con miras a contar con una organización orientada a coadyuvar a los esfuerzos que cada Estado Miembro despliega para que sus poblaciones se desarrollen en un ambiente de paz sostenible.
 
Muchas gracias.

 

 

 

  
http://www.rree.gob.pe/Imagen/cancillerenconsejodeseguridadnacionesunidas.jpgIntervención del señor Canciller en la sesión informativa de alto nivel del Consejo de Seguridad sobre consolidación de la paz y paz sostenible - Nueva York, 25 de abril de 2018Discurso de Autoridades 0007 - 18Lima, 25 de abril de 2018

Paso ahora a hacer una declaración en mi capacidad nacional.
 
1.    Quiero saludar especialmente a las altas autoridades presentes y agradecer las importantes presentaciones del Secretario General António Guterres, del Vicecanciller de Rumania Dan Nuculeuscu en su capacidad como Presidente de la Comisión para la Consolidación de la Paz, y del Comisionado de la Unión Africana Smail Chergui.
 
2.    El Perú ha convocado a esta reunión por la importancia que asigna a la promoción del enfoque de paz sostenible para prevenir y resolver los conflictos con mayor coherencia, eficiencia y eficacia, enfrentando sus causas profundas en forma integral, y fortaleciendo la institucionalidad requerida para ello.
 
3.    En ese sentido, nos complace haber podido facilitar un proyecto de resolución de este Consejo de contenido sustancialmente idéntico a la que habrá de adoptar la Asamblea General. Consideramos muy importante que ambos órganos principales se mantengan comprometidos y coordinados en la promoción de este tema de agenda.
 
4.    La prioridad que asignamos al sostenimiento de la paz se ve también reflejada en la prominencia que este Consejo de Seguridad, bajo la presidencia peruana durante el presente mes de abril, ha dado a la agenda de Mujer, Paz y Seguridad; así como en la celebración, el pasado lunes, del primer debate abierto del Consejo sobre Juventud, Paz y Seguridad, tema sobre el que también venimos facilitando una resolución junto con Suecia.
 
5.    Estimamos que la participación de mujeres y jóvenes es esencial para construir una visión de futuro común pacífico, inclusivo y sostenible. El Perú, país que preside el Comité contra el Terrorismo de este Consejo, promueve respuestas más efectivas contra este flagelo, a través de una mayor cooperación y coordinación orientada a cortar sus vínculos con el crimen organizado. 
 
6.    Consideramos que el sostenimiento de la paz y su enfoque en las causas profundas de los conflictos, es consistente con nuestra propia experiencia en materia de pacificación y consolidación democrática, luego del período de violencia e inestabilidad generado en nuestro país por grupos terroristas. El Perú pudo superar ese dramático período gracias a amplios consensos nacionales en torno a políticas de estado en materia de seguridad, desarrollo y derechos humanos.
 
7.    Queremos señalar que no existen modelos o recetas únicos para alcanzar la paz sostenible, y que cada país debe encontrar su propio camino, ajustado al derecho internacional y contando con el oportuno acompañamiento de las Naciones Unidas y de la comunidad internacional.
 
8.    Pero en tiempos marcados por una profunda interdependencia global, necesitamos trabajar juntos para enfrentar desafíos y vulnerabilidades que son comunes y son capaces de degenerar en amenazas a la paz y la seguridad internacionales. Me refiero al cambio climático, la desertificación, la creciente desigualdad, la corrupción, el armamentismo, o el extremismo violento que conduce al terrorismo, entre otros fenómenos de alcance global y carácter transnacional.
 
9.    Consideramos evidente la existencia de una relación causal entre dichos fenómenos y la lamentable proliferación de conflictos violentos y crisis humanitarias que, en los últimos años, han ampliado significativamente la agenda de este Consejo. En respuesta a ello, consideramos indispensable reforzar el multilateralismo en torno al concepto de paz sostenible, entendida como un objetivo general y un proceso permanente enfocado en la prevención.
 
10.  Es mucho lo que la Organización de las Naciones Unidas y su Consejo de Seguridad pueden y deben hacer por apoyar a los estados miembros en sus esfuerzos por construir y fortalecer capacidades para hacer frente a los serios desafíos contemporáneos.  
 
11.  Queremos por ello saludar la coordinación de este Consejo con la Comisión para la Consolidación de la Paz, y expresar nuestro apoyo a la reestructuración del pilar de esta Organización para la Paz y la Seguridad, impulsada por el Secretario General con el objetivo último de coadyuvar al sostenimiento de la paz.
 
12.  En adición a ello, consideramos que este Consejo debe adoptar una aproximación más sistémica a la prevención de los conflictos, apoyándose en oportunos análisis de riesgo y planes de gestión que el Secretario General y las diversas agencias y programas del sistema de las Naciones Unidas deben estar en capacidad de proveer.
 
13.  Esta es una antigua demanda. Queremos recordar que, en 1991, en su última memoria anual, el Secretario General Javier Pérez de Cuéllar destacó la importancia de la diplomacia preventiva, y la consecuente necesidad de contar con mecanismos de alerta temprana que se encuentren en capacidad de brindar información fidedigna para la oportuna consideración de este Consejo.   
 
14.  De otro lado, debemos promover mayores sinergias entre las operaciones de paz desplegadas por el Consejo, y las agencias, fondos y programas del sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo desplegadas en países afectados por conflictos y crisis humanitarias. También con las organizaciones regionales y subregionales, con los países vecinos, con los países donantes y con las instituciones financieras.
 
15.  Resulta indispensable intensificar la cooperación con todos los actores relevantes en el terreno. Queremos destacar el importante papel que la Unión Africana viene cumpliendo en diversos países afectados por conflictos, y la necesidad de seguir fortaleciendo su apoyo a diversos esfuerzos en materia de sostenimiento de la paz.
 
16.  La paz sostenible debe ser el fin último de las misiones que este Consejo despliega, por lo que el grado de cumplimiento y la conclusión de sus mandatos deben ser evaluados a la luz de las capacidades realmente existentes en el país en donde operen; capacidades para transitar de una situación de conflicto, a una guiada por el estado de derecho y el desarrollo sostenible.
 
17.  En tal sentido, destacamos la necesidad de adoptar, caso por caso y según corresponda, estrategias de salida para las operaciones de mantenimiento de la paz, coordinadas con el respectivo Equipo País de las Naciones Unidas. Esto con miras a garantizar, en el terreno, una transición coherente y ordenada de las actividades de la Organización en apoyo al sostenimiento de la paz.
 
18.  Estimamos que la Agenda 2030, y en particular su Objetivo de Desarrollo Sostenible 16, dedicado a la promoción de sociedades pacíficas con instituciones inclusivas y rendidoras de cuentas, provee un marco normativo universal apropiado para que el sistema de Naciones Unidas apoye los esfuerzos nacionales de consolidación y sostenimiento de la paz.
 
19.  Para concluir, quiero manifestar que el Perú, país comprometido con el multilateralismo, el derecho internacional y el principio de solución pacífica de las controversias, continuará trabajando activamente por promover estas ideas y verlas reflejadas en una acción más coherente, eficiente y eficaz de la Organización y de este Consejo.
 
 
Muchas gracias. Retomo ahora el rol de Presidente de Consejo.

 

  
http://www.rree.gob.pe/Imagen/embajadorgustavomezacuadra.jpgIntervención del Perú en reunión informativa de emergencia sobre la situación en el Medio Oriente, incluida la cuestión de PalestinaDeclaración de Autoridades 0008 - 18Nueva York, 15 de mayo de 2018

Senora Presidenta:

1.      Agradecemos la convocatoria a esta reunión de emergencia y al senor Mladenov por su completa y preocupante presentación.
2.      El Perú se encuentra consternado por Ia situación en Gaza, en donde al menos 60 palestinos han muerto solo el día de ayer. A ellos se suman otras decenas de víctimas fatales y miles de heridos registrados en los últimos días y semanas. Notamos con particular pesar que muchas de las víctimas son menores de edad.
3.      Se trata de hechos inaceptables, que van en sentido contrario a las normas mínimas de convivencia, al desarrollo del derecho internacional, del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos. Tienden a incrementar Ia inestabilidad en el Media Oriente.
4.      El Perú considera que los actos de violencia acontecidos el día de ayer y en las últimas semanas, por su magnitud y consecuencias en términos de vidas humanas, deben ser objeto de una investigación exhaustiva, transparente e independiente, que permita determinar las responsabilidades que correspondan.
5.      Así deberá establecerse con precisión el nivel de cumplimiento de los principios de proporcionalidad, precaución y legalidad por parte de autoridades y tropas israelíes, en la medida que éstas sostienen estar actuando en legítima defensa.
6.      Asimismo, preocupa que del lado de los manifestantes pueda haber habido hechos de violencia e incitaciones más allá del ejercicio de sus derechos y libertades de asociación y expresión, poniendo en riesgo vidas de niños y jóvenes.
7.      Coincidimos con el Secretario General António Guterres respecto de la necesidad de que Israel calibre el uso de la fuerza y minimice el uso de municiones reales. La fuerza letal debe usarse solo como último recurso, bajo amenaza inminente de muerte o lesión grave.
8.      Asimismo, también en línea con lo declarado por el Secretario General, consideramos que Hamas y los líderes de las manifestaciones en Gaza deben mantener a los manifestantes alejados de la valla israelí y evitar todas las acciones violentas, provocaciones e intentos de romperla.
9.      Deseamos subrayar también, una vez más, que toda evaluación que se realice sobre la violencia en Gaza deberá promover la adecuada atención de sus causas profundas, en particular la dramática situación humariitaria que enfrenta su población.
10.   De otra manera, Ia persistente carencia de bienes y seryicios básicos, así como el enclaustramiento al que se ven sometidos millones de palestinos, continuará conformando un escenario idóneo para quienes promueven Ia violencia y el extremismo.
11.   El Perú considera que los lamentables sucesos que nos convocan constituyen una muestra más del profundo y progresivo deterioro de las condiciones políticas y humanitarias que subyacen a Ia Cuestión de Palestina, así como a la falta de visos de alcanzar una solución definitiva.
12.   En este delicado escenario, observarnos con preocupación que decisiones y acciones unilaterales, adoptadas en torno a Ia ciudad de Jerusalén, puedan degenerar en un escalamiento aún mayor de la violencia. Debemos recordar que el estatuto final de esa ciudad deberá ser negociado directamente entre las partes.
13.   Exhortamos una vez más a las autoridades y líderes politicos, religiosos y sociales, tanto palestinos como israelíes, a actuar con rnoderación, favoreciendo el restablecimiento de un diálogo alturado, que permita a sus respectivos pueblos, y a todo el Medio Oriente. ayanzar hacia una paz sostenible.
14.   Reafirmamos nuestro Ilamado a las Partes a reasumir las negociaciones directas con miras a alcanzar una solución definitiva a este conflicto sobre la base de las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas, esto es dos Estados viviendo en paz, lado a lado dentro de fronteras mutua e internacionalmente reconocidas.
15.   Concluimos, señora presidenta, señalando que es urgente que este Consejo pueda actuar unido en esta cuestión, no solo en alcance a las resoluciones adoptadas y a las responsabilidades que le asigna la Carta para el mantenimiento de Ia paz y la seguridad internacionales, sino por una obligación moral de defensa de Ia vida por encima de cuaiquier otra consideración.

 

Muchas gracias.